La Ley 42/2015, de 5 de octubre de 2015, redujo el plazo de prescripción de las acciones personales sin plazo específico de quince a cinco años. Esta reforma afectó tanto a las relaciones jurídicas establecidas a partir del 7 de octubre de 2015 (fecha de entrada en vigor de la reforma), como a las relaciones […]